¿Por qué es importante ahorrar energía?

El hombre se ha dedicado a desperdiciar muchos recursos del planeta y evita el ahorro de energía, y no es para menos ya que estamos acostumbrados al consumo de grandes cantidades de energía; la misma es un elemento fundamental para el ahorro y desarrollo de países con grandes industrias, negocios y viviendas, con ella nos abastecemos de recursos esenciales, alimenticios y de transporte. Pero, debemos saber ¿Por qué la importancia de ahorrar energía?, y la razón esencial es para ayudar al planeta a convertirse en un mundo ecológico y más sano.

Ahorrar energía es vital para nuestro planeta

De allí la importancia de ahorrar o de no malgastar la energía; ya que no solo se trata de ayudar al planeta, sino se trata también de mejorar nuestros hábitos, nuestra manera de percibir al mundo e incluso ayuda nuestra economía. La clave fundamental es promover la eficiencia energética en todos los sectores y así contribuir al desarrollo sostenible.

El ahorro energético se puede hacer a través de diferentes medios; te mostraremos algunos consejos para ahorrar energía, desde varios puntos de vista: Si lo focalizamos a nivel industrial, las empresas deben comenzar por poner todos los medios a su alcance, incluidos los medios tecnológicos, una de las mejores sugerencias es colocar sobre el techo de las infraestructuras paneles solares o generadores que ayuden a recoger energía, no solo sería energía autosuficiente sino que reduciría la factura enormemente.

Por otro lado, si lo focalizamos en los ciudadanos o en las familias, la clave está en utilizar electrodomésticos de nueva generación, las cuales han sido creados para consumir menos energía y otra esta en reemplazar las bombillas por unas de bajo consumo.

Existen muchas otras formas de ahorrar energía que podemos implementar y que cada día están más al alcance de todos, lo esencial es llenarse de mucha información y encontrar los medios de cómo implementar esas ideas.

¿Qué debemos hacer para ahorrar energía?

Cuidar la energía

Ahorrar energía no es más que reducir su consumo, pero consiguiendo los mismos resultados, sin afectar el grado de satisfacción de nuestras necesidades comunes; esto trae consigo muchos beneficios, protege la economía familiar y preserva el medio ambiente. Más que ahorrar, la clave  está en generar energía a través de fuentes naturales.

Son muchas las personas que consumen gran cantidad de energía en sus hogares, bien sea, porque las familias son muy grandes, porque tienen muchos electrodomésticos o sencillamente porque no son conscientes de dicho consumo. Frente a ello, lo más recomendable es comenzar a ahorrar, veamos unas formas sencillas de hacerlo.

A continuación te mostraremos un listado que te enseñará  cómo podemos ahorrar energía en el hogar:

  • Apagar los equipos eléctricos, cuando no estén en uso: Establecer como principio que las computadoras, impresoras, cafeteras, microondas estén apagados cuando no se estén usando; incluso desenchufarlos al término de su uso.
  • Aprovechar las energía solar: Abrir ventanas y cortinas durante el día, para que el sol se filtre e ilumine la habitación; así no es necesario encender la lámpara o bombilla más cercana.
  • Apagar las luces: Siempre que no se requiere de una iluminación adicional, se recomienda mantener las luces apagadas. Si se trabaja durante la noche, ilumine solo las áreas que necesite.
  • Recordatorio para apagar nuestros artefactos: Colocar recordatorios ayuda a iniciar el hábito de apagar los equipos una vez no se usen más. Incluso ponerlos cada cierto tiempo, para llamar más nuestra atención.
  • Evitar el consumo de electricidad en espera: Desconecta aquellos aparatos como cargadores; se recomienda un interruptor multicontacto desde el cual se pueda cortar la corriente de suministro.

Otros tipos de ahorros energéticos:

  • Utilizar tecnología que tenga incorporado el ahorro de energía.
  • Cambiar las bombillas incandescentes antiguas por los fluorescentes compactos que ayudan a ahorrar energía, estos consumen hasta 80% menos.
  • Informándonos cuanto consume cada aparato eléctrico y así empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo, como disminuir la frecuencia de uso o sustituirlos por otros de bajo consumo que cumplan con las mismas funciones.
  • Diseñando y elaborando viviendas más eficientes.
  • Plantando árboles y ayudar a preservar los espacios naturales.
  • Las bombillas son las responsables del 25% del gasto de energía en la casa, por lo que se recomienda usar las bombillas de bajo consumo, estas ahorran hasta un 75 % de energía; además apagar las luces al abandonar una habitación también contribuye a ahorrar entre el 8% y el 20% de la energía destinada a la iluminación.
  • Por otra parte, se recomienda utilizar sensores de iluminación para que las luces solo se prendan cuando sea necesario.
  • En relación a la calefacción, es recomendable graduar el termostato a unos 20°C; es importante mencionar que cada grado adicional representa un 7% más de consumo.
  • En el caso de los aires acondicionados, la temperatura recomendada es de 21°C.
  • El llenar la lavadora a su límite ayuda a ahorrar agua y electricidad; se sugiere utilizar los programas cortos y solo utilizar agua caliente cuando la ropa esté muy sucia; evitar en lo posible la función de secado, ya que es la que mayor consume energía.
  • Respecto a la nevera, se recomienda evitar abrir y cerrar la puerta reiteradamente.
  • Apagar la computadora si no se está usando. Se recomienda utilizar una computadora portátil en lugar de una tradicional.
  • Desconectar el cargador al finalizar la carga de batería del teléfono, Tablet o videojuego.

¿Cómo ahorrar energía eléctrica en los niños?

Niños ahorrando energía

Bien dicen por allí que lo hábitos se aprenden desde pequeños, es tarea de los padres inculcar valores bien segmentados, y así convertirlos en buenas y exitosas personas; por la cual enseñarle a los niños el hábito de reservar energía es primordial, se convertirán en personas más responsables e involucradas con el cuidado del medio ambiente. Te mostraremos algunas maneras de enseñarlos a ahorrar energía:

  • Enseñar a los niños desde pequeños a apagar las luces cada vez que salgan de la habitación, resulta muy beneficioso, ya que ellos cada cosa que se les enseña la tienen muy presente e incluso nos recordarán que se debe hacer.
  • Bien dicen por allí que es mejor que dar un paseo en familia en bicicleta hasta nuestro destino, si es corto, en vez de utilizar el carro. Hacerlo de manera regular es una práctica muy ecológica y ayuda mucho a preservar el planeta.
  • Una vez termine de ver sus series animadas en la televisión, se recomienda apagarlo directamente desde el interruptor; entonces lo mejor es enseñarlos, para que ellos lo hagan todos los días. Muchos electrodomésticos continúan gastando electricidad aunque estén apagados.
  • Enseñar a los niños lo importante que es reciclar; se les debe enseñar los tipos de reciclaje y donde colocar los desechos según sea su naturaleza.

Consejo para ahorrar energía en la escuela

Hay varias maneras que los padres pueden enseñar a sus hijos a conservar energía en la escuela. Tanto así debes estar involucrados los maestros al enseñarles las ventajas para el ahorro.

Tome nota de estos sencillos tips.

1. Haga que los estudiantes apaguen sus dispositivos personales

Enseñarles a los estudiantes que deben apagar sus aparatos electrónicos en el aula, así evitará tener que recargar varias veces y esto permitirá un alto ahorro de energía todos los días.

2. Apagar las luces al salir del aula

Parece algo sencillo, pero dese cuenta que hacer este hábito puede resultar muy beneficioso para la escuela. Solo piense, si se deja esas seis bombillas de 100 vatios funcionan durante alrededor de seis horas a 12 centavos de kWh, eso es 3.600 vatios-hora y usa 43 centavos. Si esas mismas bombillas solo se encienden si está en la sala, podría ayudar a ahorrar de $ 5 a $ 10 al mes en el consumo de electricidad.

3. Desenchufar los aparatos cuando hayan terminado

Sabía que aunque dejando apagados los aparatos eléctricos en la escuela, estos siguen usando energía indirectamente. Por eso es mejor desenchufar todos los dispositivos que no se vayan a utilizar.

4. Utilizar temporizadores para encender y apagar los aparatos

Son varias las razones que se nos olvida desconectar los aparatos en el aula, pero para eso existen unos temporizadores de energía que ayudan automáticamente a que se apaguen o enciendan los dispositivos.

5. Mantener la puerta del aula cerrada.

En época de invierno y verano puede que necesitemos encender el aire del aula para ayudar a refrescar, esto puede resultar costoso por su alto consumo de energía. Por ello se debe enseñar al estudiante a dejar cerrada la puerta cada vez se salga, esto evitará fuga del aire y por consiguiente se ayuda al ahorro.

Y recuerda que enseñar con el ejemplo es la mejor manera!

¡Califica este artículo si te fue de utilidad, es importante tu opinión para nosotros!

Rate this post

Leave a Reply