¿Por qué es importante la familia?

la familia y su importancia
La familia

La definición de familia parece cambiar con los tiempos, pero generalmente incluye al menos dos adultos casados o parejas de hecho que viven juntos con sus hijos. La familia es una de las alianzas sociales más importantes que tienen las personas.

Esta relación puede proporcionar muchos beneficios a la sociedad y a los individuos, como protección, educación, seguridad económica, compañía, apoyo en los buenos y en los malos momentos; también proporciona un sentido de pertenencia a algo más grande que uno mismo. Se espera que los miembros de la familia se ayuden mutuamente cuando lo necesiten, compartiendo recursos, proporcionando apoyo emocional y ofreciendo asistencia práctica.

Debemos mencionar, que la composición de una familia varía dependiendo la de sociedad, del país, estado o región. Su estructura varía desde las más numerosas hasta las conformadas solo por tres integrantes centrales: padre, madre e hijo. Existen otros miembros secundarios que forman parte como son: los abuelos, los tíos, primos, entre otros.

La familia es el origen de nuestros valores como persona en la sociedad

La familia es la primera escuela de la vida y todo se aprende desde casa, en ella los padres cumplen un rol fundamental en la educación, confianza, cuidado y cariño, haciendo sus mejores esfuerzos para transmitir a sus hijos la enseñanza por el respeto, junto a otras responsabilidades, rodeados de un ambiente saludable y lleno de amor.

Los valores que crean las familias forman una persona íntegra, coherente y capaz de integrarse de manera sana y positiva a una sociedad.

Pero esto no es tan fácil de lograr, es muy importante el trabajo en equipo de los adultos a cargo, bien sea los padres o cuidadores responsables; para que el niño aprenda y desarrolle valores es importante que reconozca el bien, ame el bien y haga el bien; es decir, que practique activamente esos valores, que adhiera afectiva y emocionalmente a los mismos, que sean los valores los representantes de sus acciones.

De manera que esos valores se remitan directamente al comportamiento del niño hasta llegar a la adultez, donde tendrán la libertad y potestad de juzgar si esos valores inculcados tienen fundamento o no.

¿Por qué la familia es importante en nuestra formación como persona?

Cualquiera sea su conformación, la familia es la base de la organización de nuestra sociedad, es decir, influye de manera significativa en quienes somos y en quien queremos ser.

La importancia de la familia recae principalmente en el inicio de nuestras vidas, debido al contacto, protección, cuidado, amor, reglas de comportamientos, valores morales y hábitos impartidos por los demás miembros de la organización. La formación de ser humano depende principalmente de las experiencias vividas y conocimientos adquiridos durante esa etapa.

Por otro lado, la manera que en somos criados por nuestro núcleo familiar, afectará de manera directa como nos relacionamos con el resto de la sociedad. Son muchos los estudios que afirman que una persona criada con amor y
seguridad, es más exitosa; caso contrario, cuando la crianza ha sido casi nula, las personas tienden a manifestar baja autoestima y por si solas, se condenan al fracaso.

familia en la playa

Cabe destacar, que cuando hablamos de los atributos que nos entrega la familia, no necesariamente son los mejores existentes, sino que nos entregan la forma muy peculiar que tiene esa familia de ver y enfrentar las cosas a su alrededor. Sin embargo, cada persona tiene sus propias características y forma de ser, solo que la familia influye mucho.

Beneficios de la familia en la sociedad

Las familias siguen desempeñando un papel importante en la sociedad. Son una de las instituciones sociales más importantes porque aportan muchos beneficios a la sociedad. Veamos algunos:

  • Protección: Las familias pueden proporcionar una sensación de seguridad a sus miembros. Ofrecen protección física contra el peligro y apoyo emocional en los momentos difíciles.
  • Educación: Las familias desempeñan un papel importante en la educación de sus hijos. Los padres transmiten a sus hijos sus valores y tradiciones, además de ayudarles en sus tareas escolares.
  • Seguridad económica: Las familias pueden proporcionar apoyo económico a sus miembros. Cuando las familias viven juntas, pueden compartir recursos como la comida, la ropa y la vivienda.
  • Compañerismo: Las familias ofrecen compañía mutua. Esto significa que pueden pasar tiempo juntos, divirtiéndose y disfrutando de la compañía del otro.
  • Apoyo en los buenos y malos momentos: Las familias prestan asistencia práctica a sus miembros cuando necesitan ayuda. Por ejemplo, si alguien está enfermo o lesionado, toda la familia colabora para cuidarlo.
  • Beneficios sociales: Las familias fuertes son importantes para las sociedades sanas. Cuando las personas tienen vínculos familiares fuertes, son menos propensas a abusar de las drogas o el alcohol, a cometer delitos y a participar en otros comportamientos antisociales que pueden causar problemas en la sociedad.

Conclusión

No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se trata de cuál es el mejor tipo de estructura familiar. Mientras una familia esté llena de amor y apoyo mutuo, esta tiende a ser exitosa y prospera. Las familias deben hacer lo mejor para cada una y para sí mismas, y eso se puede lograr en casi cualquier unidad.

Si te fue útil este post, no olvides compartirlo en las redes.

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.